Cien años de raqueta femenina (1917-2017)

primeras-raquetistas-fronton-madrid

Las primeras raquetistas profesionales de la historia (La Mañana, 4-I-1917)

El 4 de enero de 1917 abría sus puertas al público el primer frontón del mundo en el que jugaron de manera profesional deportistas del sexo femenino, en la modalidad de raqueta. Fue en el Frontón Madrid, situado en el número 9 de la calle Cedaceros, entre la Puerta del Sol y el Congreso de los Diputados, en un local que año atrás había sido un popular salón de variedades y cinematógrafo de la capital española. El autor de la reforma del edificio fue el arquitecto Francisco Reynals Toledo (1865-1926), que diseñó las preciosas fachadas que daban a la calle Cedaceros y a la calle Los Madrazo, que todavía podéis admirar si visitáis el centro de Madrid. Por desgracia, sólo se conoce una fotografía del interior del frontón de 1917, tomada desde detrás del graderío, que apareció en un diario madrileño con motivo de la inauguración, pero que apenas nos permite intuir la cancha donde jugaron las primeras raquetistas. En 1920, el frontón Madrid cerró sus puertas y fue reconvertido en en teatro (el Teatro Rey Alfonso), aunque mantuvo durante algunos años una pequeña cancha de pelota para los aficionados entre los pisos 3º y 4º. Hace poco tiempo, después de múltiples reformas interiores para diferentes usos públicos a lo largo de las décadas (teatro, casino, club social y cine), el antiguo local de Cedaceros volvió a convertirse en sala de espectáculos y en la actualidad funciona como selecto club privado de la Asociación Cultural “El Principito”.

fronton-cedaceros

Edificio del Frontón Madrid, hace unos años, cuando se cerró el Cine Bogart.

fronton-cedaceros-madrazo

Fachada del antiguo Frontón Madrid que daba a la calle Los Madrazo

 

foto-fronton-madrid-el-dia

Fotografía del interior del Frontón Madrid (El Día, 7-I-1917)

El frontón Madrid fue otra de las apuestas de negocio del empresario vasco Luciano Berratúa, a pesar de su mala experiencia con el grandioso Frontón Central de la calle Tetuán, que se quedó su hermano después de un largo pleito legal. El negocio fue gestionado por una sociedad anónima presidida por Pedro Ran Acín, pero se encargó la cuestión deportiva al expelotari donostiarra Ildefonso Anabitarte Anza (1879-1937), que triunfó como promotor de la cesta punta en Cuba y Estados Unidos, abriendo varios frontones. De vuelta en España, Anabitarte creó escuelas de raquetistas en Guipúzcoa y en Madrid, y sus pupilas fueron las primeras que jugaron profesionalmente en el frontón de Cedaceros. Así lo testimoniaba muchos años después el periodista Luis de Sandoval en un interesantísimo reportaje para el diario La Libertad (17-X-1930):

“El primitivo frontón de señoritas, que a la idea de este hombre se debió, hace algo más de una docena de años, tuvo su origen en la calle de Cedaceros y en un local donde se cultivó el género de variedades mezclado con el cine. Ildefonso Anabitarte, que éste es nuestro hombre, había actuado en .Madrid de pelotari, formando parte como jugador de cesta de aquel cuadro famoso que formó el veterano Berriatúa, y que dio el máximo prestigio al fenecido Central. Anabitarte, más que oficiante pundonoroso y limpio, con una gran visión de su oficio, era un gran observador de los anhelos del público. Y su acometividad, su entusiasmo, su destreza y el gran conocimiento que adquirió en este juego lo derivó por el lado de la prosperidad, ideando este nuevo deporte de la raqueta, practicado por señoritas, que, además de tener una innegable visualidad y gracia, ofrecía lo más sólido que puede haber en estos espectáculos, dónde no sólo se interesa el espíritu en la conquista del tanto, sino que, por ser objeto de cotización, ha de tener la garantía do la buena fe, que es lo que decide. Con paciencia de benedictino, Anabitarte se dedicó en Madrid —el Madrid de entonces, que para la mujer que quería vivir y trabajar honestamente parecía coto
cerrado—a buscar una legión de muchachas que quisieran adiestrarse en un ejercicio tan positivamente saludable como el juego de raqueta, a la par que ofrecerlas un porvenir seguro en el campo de sus actividades y hasta un nombre en una profesión honrada.
Y valido del crédito, con la esperanza, en la buena obra, consiguió ver coronados sus esfuerzos, inaugurando el primer frontón, con el título de Frontón Madrid, al que desde un principio acudió el público en gran cantidad, siendo de notar que la colonia americana,
especialmente—la que con más interés cultiva este noble deporte de la pelota—, era la que
ocupaba un día y otro día las mejores localidades del espectáculo. Anabitarte, convertido en un mentor irreductible, hizo un reglamento para este deporte especialísimo, creó una academia de preparación, dotándola de una moral tan severa, que las muchachas actuantes no sólo~eían y son vigilados como profesionales, sino que se requiere, para que hagan convivencia en la cancha y figuren en el cuadro, una conducta ejemplar en todos los sentidos. Merced a este plan, del que nunca se ha separado Anabitarte, el deporte del juego de raqueta por señoritas — profesión dignísima y de verdadero provecho para la mujer—se ha extendido considerablemente por todas partes, siendo, como hemos dicho más arriba, en América uno de los más preferidos”.

ildefonso-anabitarte-a-principios-del-siglo-xx-revista-beti-jai

Ildefonso Anabitarte a principios del siglo XX (revista Beti Jai de La Habana)

El 1 de enero de 1917, a las diez de la noche, Ildefonso Anabitarte invitó a la prensa a una sesión privada de presentación del nuevo frontón, en la que se disputaron varios partidos de raqueta femenina y de pelota a mano masculina. Tres días después, el 4 de enero, se abrió el local al público, que desde el primer momento tuvo un considerable éxito. Las raquetistas  jugaban por parejas y vestían todo de blanco, con faldas y medias y sandalias, salvo la boina y los lazos de la camisa, que eran de color rojo o azul, para diferenciar las parejas contendientes. Revisando la prensa de la época, he podido localizar 16 raquetistas que formaron parte del cuadro del Frontón Madrid en su primer año de andadura. Por desgracia, las deportistas eran conocidas sólo por su nombre de pila, por lo que ha sido difícil encontrar más datos personales. Tengo localizadas tres procedentes de San Sebastián (las hermanas Joaquina e Isidra y Consuelo), dos de Valladolid (las hermanas Enriqueta y Fermina), una de Bilbao (Mercedes) y otra de Madrid (Petra). De las nueve restantes (Margarita, Agustina, Carmen, Gloria, Amparo, Juanita, Elisa, Isabel y Pilar), desconozco su ciudad natal, aunque la mayoría eran vascas o madrileñas. Las raquetistas del Frontón Madrid jugaban en dos sesiones diarias, a las 6 de la tarde y las 10 de la noche, mientras los hombres lo hacían a las 3,30 de la tarde. La gran estrella masculina del frontón era Valentín Castellanos, Zapaterito de Lekeitio, ex-campeón del mundo manomanista.

Foto la Eibarresa con raquetistas Frontón Madrid (p.19) - M

Raquetistas del Frontón Moderno

Ante el éxito de público de los partidos de raquetistas, los empresarios del Frontón Madrid abrieron en el verano de ese mismo año otro frontón en el recinto del Parque El Paraíso, para ofrecer partidos durante el periodo estival. Al año siguiente, en febrero de 1918, Ildefonso Anabitarte inauguró un segundo frontón cubierto de Madrid, el Frontón Moderno, situado también cerca de la puerta del Sol, en la calle Doctor Cortezo, donde actualmente se encuentra el teatro Adolfo Marsillach. Fue entonces cuando Anabitarte decidió que las raquetistas jugaran con pelotas de cuero, en vez de las pelotas de goma habituales en el tenis. Este cambio obligó a construir de raquetas más robustas, con mayor tensión de cordaje y un aro más estrecho. Casi enfrente del Frontón Madrid, Ildefonso Anabitarte abriría en 1929 un tercer frontón “para señoritas raquetistas”, como se denominaba entonces, el nuevo Frontón Madrid, que fue el mejor de todos y funcionó hasta principios de los años ochenta.

raquetistas-del-fronton-madrid-estampa-1931-tif

Raquetistas del nuevo Frontón Madrid de la calle Doctor Cortezo

Anuncios
Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: